46 entidades, varias de ellas leonesas, piden proteger al lobo y dejar de generar conflictos

//46 entidades, varias de ellas leonesas, piden proteger al lobo y dejar de generar conflictos

ileon.com/ C.J.D.

Foto- Carlos S. Campillo / ICA

Abogan por más medidas de protección ganadera, indemnizaciones menos fraudulentas y el fin del sistema de caza por cupos que impera actualmente en la provincia leonesa, a razón de 51 ejemplares por año autorizados por la Junta.

Un total de 46 entidades, la mayoría de ellas conservacionistas, no pocas de la provincia de León y el resto de todo el noroeste peninsular, se han unido para alzar la voz de manera conjunta en medio de la polémica que está generando inclusión por parte del Gobierno del lobo en el Listado de Especies Silvestres en régimen de Protección Especial, iniciando así el fin de sus controles a través de la caza, como ocurre aún cada año en la provincia de León con 51 ejemplares autorizados por año.

En concreto, las 46 organizaciones que firman el documento reclaman proteger a esta especie ibérica, como por otra parte impone Europa, y poner fin a una gestión que se basa en la generación de conflictos, los cuales incluyen también a ganaderos y cazadores, que se están oponiendo duramente a la decisión del Ministerio de Transición Ecológica.

En el escrito, los firmantes hacen un llamamiento a todas las administraciones implicadas, a los sindicatos ganaderos y a la sociedad en general a «aprovechar la oportunidad que nos brinda el nuevo escenario que se abre» después de que la Comisión Estatal para el Patrimonio Natural y de la Biodiversidad, órgano participativo en materia de biodiversidad en el que están representadas la Administración general del Estado y las Comunidades Autónomas, aprobara el pasado 4 de febrero su dictamen.

Una decisión a la que se han enfrentado, amenazando incluso con judicializar el caso, las cuatro autonomías con mayor población de lobo ibérico, como son Castilla y León, Galicia, Asturias y Cantabria.

Remarcan las entidades que la recomendación ministerial pone de manifiesto «el consenso de la comunidad científica sobre la necesidad de buscar un nuevo marco de relación» con la especie porque la «desarrollada hasta ahora no ha solucionado los conflictos que la presencia de la especie genera ni garantiza su conservación».

Así, rechazan una gestión cinegética o ‘sistema de cupos’ que rige en León actualmente y al norte del Duero -en el sur está prohibida su caza- que suponga la muerte indiscriminada de ejemplares independientemente de circunstancias que lo motiven y justifiquen en cada caso.

Además, remarcan que la gestión de los daños que el lobo al ganado «debe basarse en que las explotaciones puedan dotarse de los medios y técnicas que les permitan adaptarse a la presencia de lobos en su territorio». Por eso, abogan por que las administraciones ayuden a la adquisición de perros mastines -tan buen negocio en León-, así como «cercados de recogida y guarda, adopción de nuevas tecnologías de seguimiento del ganado, contratación de pastores, etc.».

También, para unos casos de ataques que creen que así se reducirían, admiten que «necesario componer un nuevo sistema de compensación de daños». Porque ven que hoy existen «usos fraudulentos» de las indemnizaciones, por lo que instan a «una adecuada evaluación del perjuicio ocasionado» cuando haya un ataque.

En este sentido, aseguran que «los animales desaparecidos, abortos y pérdidas de producción, o las necesarias cadencias en la reposición de animales, no pueden ser contabilizados en el actual procedimiento de compensación». Y eso a pesar de que observan que «los daños provocados por la especie, aun considerando las carencias señaladas, no son relevantes».

Las entidades

Las entidades firmantes propiamente de León son Asociación de Estudios Ornitológicos de El Bierzo Tyto Alba, Asociación para el Estudio y Protección de la Naturaleza URZ, Bierzo Aire Limpio, Ecologistas en Acción León, Filón Verde de Laciana y la Plataforma para la Defensa de la Cordillera Cantábrica que también se opone a la proliferación de los parques eólicos en las montañas leonesas.

La lista la completan la Asociación A Morteira, Asociación Asturiana d’Amigos de la Naturaleza (ANA), Asociación Cryosanabria, Asociación de Defensa Ambiental Salvemos Cabana, Asociación Ecologistas Extremadura, Asociación Ereba Ecología y Patrimonio, Asociación Extremeña Sabio Mudo, Asociación Lobo Aragón, Asociación Luna Verde, Asociación Medioambiental Biodevas, Asociación Medioambiental La Cirigüeña, Asociación Medioambiental Pangea Verde, Asociación Monte Galego, Animales con Derechos y Libertad (ANADEL), Asociación para a Defensa Ecolóxica de Galiza (ADEGA), Asociación para la Defensa de la Naturaleza y los Recursos de Extremadura (ADENEX), Asociación para la Defensa de los Recursos Naturales de Cantabria (ARCA), Asociación para la Recuperación del Bosque Autóctono – ARBA Valle del Lozoya, Asociación Red Montañas, Club Montañismo Montañas de Trevinca, Colectivo Ecologista de Avilés, Coordinadora Ecoloxista d’Asturies, Coordinadora Ornitolóxica d’Asturies (COA).

Igulamente, se suman Ecologistas en Acción La Rioja, Ecologistas en Acción Palencia y también Zamora, así como Ecoloxistes n’Aición Asturies, la Federación Asociaciones DEAN Defensa Animal Cantabria, Federación Ecoloxista Galega, Geotrupes, Grupo de Anelamiento Anduriña, Grupu d’Ornitolóxía Mavea, Llobu – Ecoturismo y Medio Ambiente, la entidad nacional Lobo Marley, la Mesa Eólica de Las Merindades, Prolobos Asturias, Salternavia, Sociedade Galega de Historia Natural (SGHN), SOS Cuideiru y Verdegaia.

2021-02-22T10:13:40+01:00 22 febrero, 2021|Actualidad cinegética|