ALEGACIONES AL PROYECTO DE LEY DE CAZA DE CASTILLA Y LEÓN

//ALEGACIONES AL PROYECTO DE LEY DE CAZA DE CASTILLA Y LEÓN

Aparecen en los medios de comunicación las alegaciones de esta Federación al anteproyecto de Ley de Caza de Castilla y León, presentadas el pasado viernes. Desde la Federación de Caza de Castilla y León queremos hacer una serie de consideraciones, dirigidas al gran público, para aclarar ciertos aspectos de dicho anteproyecto, que pueden llevar a equívocos a la ciudadanía.

El que más llama la atención es el de que las acciones colectivas de caza  mayor, no de menor, sean preferente sobre otros usos. Esto es muy importante.

Contra lo que muchos creen equivocadamente, el monte tiene “dueño”, montes consorciados, de los Ayuntamientos, o privados,  y debe de ser precisamente el propietario quien debe decidir los usos que se pueden hacer del mismo y los aprovechamientos que se licitan, todo ello para obtener unos ingresos que repercutirán en la calidad de vida de las gentes que viven en el “mundo rural”. Si, esos que se llaman la ESPAÑA VACIADA. Vamos, que parece que estos usuarios esporádicos de los montes tienen que venir de fuera a exigir a estas gentes del campo como tienen que vivir.

Es una injusticia, según algunos alegantes, que un monte pueda ser cazado “la friolera” de tres o cuatro días al año, en la modalidad de caza mayor, y solo pueda ser usado mas de 360 días, para otros usos lúdicos, practicados habitualmente por sufridos urbanitas que necesitan con carácter urgente “una cura de oxígeno”.  Por cazar el propietario del monte recibe una suculenta renta cinegética, que redunda en la calidad de vida de los pobladores del mundo rural,  otros usos protestan por la aparición en sendas y caminos de excrementos malolientes, procedentes del ganado que además estorba con su presencia la actividad de los “urbanitas”.

Los cazadores estamos obligados a señalizar los montes donde se realizan esas batidas de caza mayor, que contribuyen al equilibrio de los ecosistemas y a evitar que esos otros usuarios del monte se choquen con sus vehículos en el devenir diario por las carreteras de nuestra piel de toro. La señalización que ponemos no es habitualmente respetada por los “urbanitas” que tienen más de 360 días al año para pasar por ese monte.

No hay que olvidar las alegaciones en el sentido de disparar hacia las zonas de seguridad, es bueno que no se haga en los caminos si existe algún peligro hacia las personas o los bienes. No sé si algunos no leen bien o no entienden. En el anteproyecto de ley está prohibido disparar hacia cualquier zona de seguridad.

Hay alegaciones en el sentido de portar armas y otras imprudencias que podemos tener la osadía de cometer, pero resulta que la siniestralidad provocada contra personas que practican otros usos en la naturaleza, de la actividad cinegética (caza para los menos preparados) es inferior a la de los parques de atracciones.

En cuanto a la caza con nieve. La Federación ha propuesto que se mantenga la prohibición de caza menor con nieve continua y permitir la de mayor por debajo de 30 cm. Este grosor no reduce la capacidad de defensa de las piezas. En cuanto al pisteo, también se hace con barro y es algo habitual en ciertas modalidades de caza. En este y otros temas se puede opinar, pero la ignorancia es demasiado atrevida.

Vamos a ser un poco serios con las alegaciones a un proyecto de Ley y si hay que mejorar algo, se hace, pero tonterías las justas, que ya tenemos muchos problemas sin proteccionistas y eminencias de los usos del campo.

Las mejores alegaciones las de los “anticaza”, por lo menos estos buscan lo que quieren, que no se cace y que se jo…. el mundo rural, que les importa una mier….

 

Santiago Iturmendi

2020-01-20T17:40:53+01:00 20 enero, 2020|Actualidad cinegética|

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies