Cazadores aclaran que las monterías serán “más baratas” tras el convenio con la Junta

//Cazadores aclaran que las monterías serán “más baratas” tras el convenio con la Junta

laopiniondezamora.es/ Celedonio Pérez

Foto L. O. Z

La Federación de Caza de Castilla y León culpa a la Unión Nacional de Asociaciones de Caza (UNAC)de “intoxicar” al colectivo cinegético y tacha de “contribuir a la confusión” la denuncia de esta agrupación que considera “discriminatorio e injusto” que la Junta de Castilla y León haya adjudicado al órgano de ámbito regional la gestión de los controles poblacionales en los terrenos públicos. Para la Federación de Caza, la UNAC ha contribuido “a la confusión entre los cazadores”, llegando incluso a advertir “sospechosamente en algún caso, sobre las posibles consecuencias para la caza y los montes”.

El delegado de Caza de Zamora, José Antonio Prada, asegura que detrás de la denuncia de la UNAC “lo que hay son intereses particulares de organizadores de monterías”. El convenio de la Federación Regional con la Junta tendrá una primera consecuencia: “el abaratamiento de esta fórmula de caza para los cazadores”. Eso no gusta “porque en la actualidad a quien participa en una montería le cuesta entre 100 y 120 euros más el abate (canon que se paga a la Junta), y tras el acuerdo con el Gobierno regional que afecta a las zonas de control poblacional y cotos regionales, el coste bajará por debajo de 60 euros y sin abate”, aclara Prada.

La Federación Regional de Caza pide a la UNAC que informe “a los ciudadanos cazadores y no cazadores” sobre “a quién representa y cuántos asociados tiene” para conocer “su representación real y social”. Y deja muy claro que los datos del órgano regional cinegético “son públicos y oficiales puesto que la Consejería de Cultura registra anualmente la cifra de afiliados que, por supuesto, es de miles de cazadores”.

La Federación de Caza está oficialmente reconocida como entidad colaboradora de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente y está sustentada en una filosofía de “servicio a los cazadores, sin ánimo de lucro”.

El convenio firmado con la Junta tiene su justificación “en la necesidad, reconocida por todos los sectores de la sociedad, de controlar las poblaciones de caza mayor ante la grave repercusión que para la agricultura, la ganadería y la seguridad de las personas y bienes tiene la explosión demográfica de estas especies”.

El acuerdo solo afecta a cacerías colectivas en terrenos de caza controlada y cotos regionales “y para nada afecta a la actual gestión de las reservas regionales de caza ni a la caza en otra modalidad”.

José Antonio Prada adelanta que el convenio “no afecta para nada a la provincia de Zamora porque no tiene terrenos en las condiciones exigidas”. Sí podrán participar cazadores zamoranos en monterías que se realicen en otras provincias organizadas por la Federación Regional, “pero habrá que cumplir determinados requisitos”.

La Federación de Caza de Castilla y León, según el convenio suscrito y la filosofía y modelo social de gestión que tiene encomendado, sorteará entre sus cazadores afiliados la totalidad de los puestos de la montería “con un coste para los cazadores equivalente al reparto de los gastos que tenga la batida (seguros, rehalas, comida)… Es fácil deducir pues que cundo no se pretende ningún beneficio el coste será muy inferior al que supondría una cacería con objetivo económico”.

El precio por afiliarse a la Federación de Caza es de 24 euros anuales. “El ahorro en el coste de una sola de esas cacerías supone una cantidad mucho mayor que ese supuesto perjuicio económico que se denuncia”, asegura el órgano regional.

Por otro parte, por voluntad expresa de la Federación, tal y como se recoge en las normas de las cacerías, “los cazadores locales tienen reservado un porcentaje de puestos en el sorteo que prácticamente garantiza su participación en las cacerías de las localidades del área de influencia de la mancha”. La Federación tiene ya decidido también para los próximos años establecer un porcentaje social para cazadores jóvenes, jubilados y parados.

La Federación de Caza de Castilla y León denuncia en un comunicado público que “confundir, intoxicar, contribuir a la difusión de bulos malintencionados y, lo que es peor, alentar o sugerir comportamientos que cuando menos podemos calificar de incívicos, no es ni ha sido nunca costumbre del colectivo de cazadores y sí parece más el comportamiento que surge actualmente en algunos sectores radicales anticaza”.

José Antonio Prada deja muy claro que la Federación de Castilla y León “busca, como no podía ser de otra manera, el beneficio de los cazadores de la región” siempre bajo la premisa de “respetar el equilibrio entre especies”. Destaca, además, que los cazadores cumplen una función social “al controlar las poblaciones de caza mayor” que, en la actualidad, tienen una grave repercusión “para la agricultura, la ganadería y la seguridad de las personas”.

laopiniondezamora.es

2017-11-14T09:45:10+00:00 14 noviembre, 2017|Actualidad cinegética|

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies