El Defensor del Menor de Andalucía respalda que la caza se enseñe en los colegios andaluces

//El Defensor del Menor de Andalucía respalda que la caza se enseñe en los colegios andaluces

Responde a Abogacía Andaluza por la Defensa Animal afirmando que la enseñanza de una actividad legal, sostenible y parte del «acervo cultural», no implica su promoción o estímulo

El Defensor del Menor de Andalucía respalda el proyecto educativo del Gobierno Andaluz, diseñado en el pacto de PP, Ciudadanos y Vox, de llevar la caza a las escuelas para su aprendizaje como parte del aprovechamiento natural y sostenible del medio ambiente andaluz.

Img

Esta resolución de Jesús Maeztu, Defensor del Menor de Andalucía, se publicó el pasado 11 de noviembre en la web del Defensor como respuesta a la queja presentada por la asociación Abogacía Andaluza por la Defensa Animal (AADA), que reúne a 150 letrados de la comunidad, que argumentó una vulneración de la Ley Orgánica de Educación, la Ley de Protección Jurídica de la Infancia y del propio Código Penal respecto a la presencia de menores en supuestos de maltrato animal.

En su respuesta, el Defensor del Pueblo Andaluz aclara que la caza es una actividad legal, que no sólo no está prohibida, sino que está debidamente regulada y constituye un aprovechamiento ancestral y sostenible de los recursos naturales, considerándose un «acervo cultural» de nuestra región.

Maeztu reconoce en su resolución la dimensión «social, deportiva, cultural, ecológica y económica de la caza» y la considera “un ejemplo clásico de actividad deportiva que se desarrolla en el medio natural» y que está sometida a una variedad de «condicionantes, limitaciones y garantías que persiguen hacer compatible esta práctica en relación con otros valores protegibles».

El pronunciamiento también contempla la importancia de respetar los derechos de todos los sectores de la comunidad, y aclara que el modo concreto en que esas actividades sean recogidas en los programas educativos de cada centro dependerá de los propios centros y de sus «actores educativos», si bien añade que en cuanto a la regulación de la caza no ha podido deducir «ni que esté prescrito su tratamiento, ni que resulte tampoco obligada su promoción o estímulo».

Cabe destacar que el punto 13 del acuerdo de Gobierno firmado entre Partido Popular, Ciudadanos y Vox señala que «se procederá al impulso de un programa de actividades para la promoción y conocimiento de la actividad cinegética en los colegios». Dicho acuerdo se alcanzó como respuesta a las demandas de la Federación Andaluza de Caza de promocionar, proteger y divulgar la caza como un hecho natural que favorece la conservación, ayuda a controlar los daños agro-ganaderos provocados por especies cinegéticas, previene riesgos sanitarios y de seguridad vial y que representa un auténtico motor socio-económico para las zonas rurales andaluzas.

Precisamente, en los últimos cinco años la Federación Andaluza de Caza ha visitado más de 130 centros escolares andaluces con «Mi perro es de caza», dirigida a la formación en tenencia responsable de los más pequeños, y con «Cetrería, Patrimonio de la Humanidad», con la que los niños se acercan a la realidad del mundo natural a través de una modalidad cinegética reconocida por la Unesco como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

2020-11-18T10:00:58+01:00 18 noviembre, 2020|Actualidad cinegética|

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies