Estabilizado el incendio de La Cabrera sin que avance su perímetro de 8.000 hectáreas

//Estabilizado el incendio de La Cabrera sin que avance su perímetro de 8.000 hectáreas

diariodeleon.es/ LEÓN, (EFE).

Foto: RAMIRO

Se ha logrado controlar el frente Norte del incendio, que era el que estaba más descontrolado, ha informado el Gobierno autonómico en un comunicado

El operativo desplegado en la comarca de La Cabrera (León) ha logrado estabilizar el incendio declarado la noche del pasado lunes en Encinedo y cuyo perímetro de 8.000 hectáreas no ha avanzado, mientras que 38 vecinos de la pedanía de Trabazos permanecen desalojados por prevención ante el intenso humo.

El perímetro establecido por la Junta de 8.000 hectáreas afectadas no ha se visto incrementado durante la noche gracias, en parte, a que se ha logrado controlar el frente Norte del incendio, que era el que estaba más descontrolado, ha informado el Gobierno autonómico en un comunicado.

Las condiciones climatológicas para el día de hoy son algo más favorables que en los días pasados al haber disminuido las temperaturas y aumentado la humedad relativa durante la noche.

A lo largo de la mañana se irán incorporando medios aéreos y terrestres para lograr su definitivo control, aunque se prevé que su serán necesarios varios días para lograr su completa extinción.

Los vecinos de la localidad de Trabazos siguen evacuados en el polideportivo de La Baña y en una residencia de ancianos -aunque se prevé que puedan regresar hoy mismo a sus casas-, y está previsto que una reunión del CECOPI de León (Centro de Coordinación Operativa Integrado), evalúe hoy la situación, que en la actualidad mantiene el nivel dos de peligrosidad, en una escala de cero a tres de menor a mayor intensidad.

Según fuentes de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente, la noche ha sido especialmente dura pero fructífera por el trabajo de cuadrillas nocturnas de tierra, aunque el optimismo es moderado ya que el viento hace que cualquier foco se pueda reanimar.

Asimismo, los trabajos de ayer por la tarde y la noche se centraron en las localidades de Iruela, Truchillas y Baíllo (todos del municipio Truchas), así como en Nogar (que sería ya de un tercer municipio (Castrillo de Cabrera) y Robledo de Losada (Encinedo).

Precisamente en estos dos últimas localidades, las brigadas anti-incendios trabajaron con cortafuegos y con bulldozer para evitar que las llamas llegaran a las viviendas, teniendo un plan establecido para la evacuación de los vecinos, sobre todo debido al humo, que hasta el momento no ha tenido que ser activado.

Unas evacuaciones que afectaron el martes a los habitantes de Santa Eulalia y Villarino y en la tarde-noche del miércoles a los de Trabazos, Forna y Losadilla.

Una de las dificultades que están encontrando los medios de extinción desde el día de ayer es el fenómeno de inversión térmica que se está produciendo, lo que acumula capas de aire caliente en la parte superior de la atmósfera que impide que el humo se disipe, reduciendo o eliminando las posibilidades de vuelo de las aeronaves.

Una situación que era confirmada esta mañana por el alcalde de Truchas, Francisco Simón, quien ha apuntado la mejoría de la situación a pesar de que en estos momentos «sólo puede trabajar un medio aéreo debido a la densa humareda y la escasa visibilidad».

Simón ha reconocido que la actuación de los medios aéreos es vital para «refrescar la zona» y evitar que las llamas se reproduzcan, el mayor miedo entre los efectivos de extinción y los vecinos.

En estos momentos, alrededor de 500 profesionales trabajan en el operativo desplegado en la zona para combatir las llamas, entre ellos un centenar de la Unidad Militar de Emergencias (UME).

Entre los efectivos dedicados a acabar con el fuego se encuentran los del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (MAPAMA), que ha sumado en las últimas horas diez aeronaves a las cinco que ya había desplegado para colaborar con la Comunidad Autónoma de Castilla y León en la extinción del incendio forestal.

Unos medios aéreos que están a la espera de que mejoren las condiciones para actuar y atacar la extinción de un fuego que cumple su cuarto día de actividad y que ya se ha convertido en el incendio más importante de Castilla y León en lo que va de año y que amenaza con convertirse en el más importante de todo el país.

La provincia de León ha registrado en las últimas horas hasta trece incendios forestales, de los que cinco continúan activos, cuatro de ellos ya controlados y otro más, el declarado en Encinedo, estabilizado pero aún activo, según el último parte de la Junta de Castilla y León.

Según informa la Consejería de Fomento y Medioambiente, otros cuatro incendios permanecen activos pero ya controlados en las localidades de Tabayuelo de Jamuz, Canseco, Borrenes y Correcillas.

Entre éstos, el incendio intencionado de Borrenes es el más importante ya que llegó ayer a ser declarado de nivel 2 de peligrosidad por su posible afectación a poblaciones, aunque fue rápidamente rebajado a nivel 1.

En el mismo trabajan en estos momentos en su extinción cuatro agentes medioambientales, dos helicópteros, una avión anfibio, una brigada helitransportada, dos buldozer, cuatro autobombas, dos cuadrillas de tierra y una dotación de bomberos municipales.

Otros ocho incendios ya se han extinguido en las localidades de Camplongo de Arbás, San Martín de la Falamosa, Villafer, Pobladura de la Sierra, Langre, Correcillas, La Braña y Villar de las Traviesas.

diariodeleon.es

2017-08-25T13:00:42+02:00 25 agosto, 2017|Actualidad cinegética|

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies