“Estoy colgado en un árbol”

//“Estoy colgado en un árbol”

diariodenavarra.es/ CARMEN REMÍREZ

Foto- @BOMBEROS_NA

Bomberos de Navascués y dos cazadores de Urzainqui colaboraron para el rescate de un joven francés que volaba en parapente y ‘aterrizó’ en un bosque, desde donde envió las coordenadas

Ileso, a unos 7-8 metros del suelo y ‘encajado’ con su parapente en un árbol del término de Urralegi, en Urzainqui. Así terminó su vuelo el pasado lunes por la noche un joven de 25 años, vecino de Toulouse (Francia). Lo más probable es que perdiera el control del aparato, engullido por un remolino de aire de la zona, y acabara ‘aterrizado’ entre las ramas, sin apenas movilidad. Rápidamente avisó con su GPS de las coordenadas acerca del lugar en el que se encontraba (el aviso a emergencias se registró a las 20.48 horas, señalando que estaba bien, pero colgado en un árbol) y comenzó una curiosa operación de rescate para los bomberos de Navascués. Requirió de la colaboración de varios vecinos de Urzainqui, cazadores, que mostraron a los efectivos desplegados la mejor (y más rápida) forma de llegar hasta el accidentado.

Según explicaba un bombero, vecino de la villa roncalesa, Urralegi es una zona de bosque intrincado, sin apenas pistas de acceso, por las que resulta muy complicado moverse. “Es la osera, donde estaba Camille, un paraje con mucha vegetación. Los compañeros preguntaron a cazadores, que saben de la zona y tienen algunas sendas, a ver cómo podían acceder hasta allí lo más rápido posible. Sabían que el chico estaba bien, pero cada vez había menos luz”.

Uno de los tres bomberos que participó en el operativo situaba al joven del parapente a unos 2 kilómetros del municipio. “Hay una regata”. Con la colaboración de Eneko Eguiguren y Joseba Baines, dos cazadores de Urzainqui, pudieron finalmente llegar al lugar, para lo que tuvieron que abrirse paso entre la vegetación, y comenzar su rescate. Eran ya las 23.37 horas. “Llevamos material de montaña y con un sistema de arneses, poleas y cuerdas lo bajamos. Otros compañeros de Cordovilla se acercaron hasta las inmediaciones del lugar desde otro punto, por otra vía, desde otra senda de cazadores, por el que ya regresamos hasta Urzainqui”. La vuelta al parque, en Navascués, se produjo a las 2.34 horas.

El joven rescatado, que había sufrido el accidente mientras participaba en una actividad de parapente de larga distancia con base en Hondarribia, solo presentaba algún rasguño y no requirió atención sanitaria. “Sobre todo llevaba encima el susto”, indicó uno de estos bomberos. A través de Twitter, los bomberos agradecieron su colaboración a los vecinos de Urzainqui.

diariodenavarra.es

2018-06-28T10:31:41+00:00 28 junio, 2018|Actualidad cinegética|

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies