El Gobierno incluye al lobo entre las especies con máxima protección al considerarlo «amenazado» al sur del Duero

//El Gobierno incluye al lobo entre las especies con máxima protección al considerarlo «amenazado» al sur del Duero

ileon.com

Foto- Coordinadora Ecoloxista d’Asturies

Esta por ver si la medida que hoy publica el BOE colisiona con las batidas de control poblacional que realiza la Junta de Castilla y León para evitar los daños a la ganadería, según defienden los sindicatos agrarios.

El Ministerio para la Transición Ecológica acaba de dotar de la máxima protección posible a las poblaciones de lobo ibérico al sur del Duero, un espacio donde la Unión Europea ya prohíbe expresamente su caza, por considerarlo en peligro de extinción dentro de un nuevo catálogo de especies «estrictamente protegidas».

La medida, recogida hoy por el Boletín Oficial del Estado (BOE), indica que se da cumplimiento a la Directiva de Hábitats de la Unión Europea, que establece como «estrictamente protegidas» las poblaciones de lobo situadas al sur del Duero, en Extremadura, Andalucía, Madrid, Castilla y León y Castilla-La Mancha.

La decisión tiene un importante calado, porque si bien Europa prohibe su caza en estas provincias del sur de Castilla y León, tales como Ávila, a pesar de los importantes daños que allí causan a la cabaña ganadera, lo cierto es que la Junta de Castilla y León sí realiza batidas que justifica en una labor de control de la población de esta especie.

El pasado año, el consejero de Fomento y Medio Ambiente, el leonés Juan Carlos Suárez-Quiñones, ferviente defensor de la caza de esta especie, para reconocía públicamente que «el lobo al sur del Duero no se caza, se protege y únicamente cuando lo dice la propia directiva europea, a ver si queda claro, habrá posibilidad excepcionalmente de actividad de control, es decir de acabar con ejemplares de lobos, cuando la existencia de daños, exija prevenir esos daños a la ganadería». «Los ganaderos están sufriendo una situación, francamente, no tolerable», añadía.

La cuestión ahora es saber si la inclusión del lobo en el nuevo catálogo actualizado de protección que impulsa el Ministerio y santifica el BOE tendrá algún impacto en estas batidas que sí ejecuta la Junta en este área.

Ha sido conocerse esta novedad y alzarse las primeras voces críticas con la decisión ministerial. El sindicato agrario UPA lamenta la «desesperación» que sienten los productores, sobre todo los de extensivo, de amplias zonas al sur del Duero que llevan varios años sufriendo la «expansión descontrolada» de este depredador. Añadió que las estadísticas oficiales recogen un «notable incremento» de ataques de lobo en los últimos cinco años al sur del río Duero. «Cifras que han sido ignoradas» por el Ministerio para la Transición Ecológica.

Además rechazó las afirmaciones del Ministerio que dirige en funciones Teresa Ribera, que se escuda en el Plan de Seguros Agrarios –»totalmente insuficiente e ineficaz en materia de ataques de lobos»- y en un supuesto «catálogo de medidas preventivas» frente a ataques». «Decir que el Gobierno está trabajando para ayudar a los ganaderos con esas excusas es una burla», lamentó el sindicato agrario.

Finalmente, la organización pidió a los ministerios de Transición Ecológica y de Agricultura que reconsideren esta medida y que convoquen de forma urgente una mesa sobre la problemática que causa la fauna salvaje a la ganadería y la agricultura. «Ignorando la realidad y sin tener en cuenta todas las vertientes del problema no se resolverá nunca esta situación», concluyen.

ileon.com

2019-06-07T09:51:20+02:00 7 junio, 2019|Actualidad cinegética|

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies