La Federación de Caza dice que la Junta abdica ante el sector animalista

//La Federación de Caza dice que la Junta abdica ante el sector animalista

ABC Toledo

La Federación de Caza de Castilla-La Mancha ha asegurado que el Gobierno regional ha abdicado ante el sector animalista más radical al elaborar la Ley de Bienestar Animal que ataca directamente a la caza y, en particular, a modalidades tradicionales, como la caza con hurón y perros de madriguera.

El presidente de la Federación, Agustín Rabadán, ha asegurado que es sorprendente que la tramitación de este documento se ha producido durante el mes de agosto, cuando todo está prácticamente paralizado.

Este hecho «sólo puede entenderse como un claro signo de evitar que quienes tengan intereses en esta ley, especialmente a quienes afecte de manera negativa, como el sector cinegético, puedan expresar su rechazo».

Esta organización ha asegurado que del nuevo texto elaborado por el Ejecutivo regional ha desaparecido la petición que sí recogía el segundo borrador sobre que deben excluirse del ámbito de aplicación de esta norma los animales auxiliares del hombre cuando se utilicen en el ejercicio de la caza.

El nuevo texto, a su juicio, entra en conflicto directo con el mundo rural y sus actividades asociadas, como son la caza y su gestión, la ganadería y los festejos taurinos, que para este caso concreto, podría suponer la prohibición de las escuelas taurinas y los tentaderos en campo.

Asimismo, ha señalado que la ley repercutirá negativamente en actividades como la hípica y el mundo del caballo y pretende hacer desaparecer la actividad del adiestramiento de determinados animales, con el único fin de que no puedan utilizarse en acciones cinegéticas.

El texto también prohíbe expresamente al tiro de pichón y codorniz y no permite el control de aquellos animales de ámbito doméstico que, por cualquier razón, hayan terminado en el medio rural, aun cuando se sabe que pueden suponer un grave problema para muchas especies silvestres.

La Federación de Caza de Castilla-La Mancha critica que el texto no prohíbe facilitar comida a los perros y gatos que sin propietario y control sanitario alguno deambulan por los pueblos y ciudades, hecho que aparte de molestias de suciedad y olores que deben soportar los vecinos también conlleva un riesgo de enfermedades transmisibles a las personas.

Además, la ley convierte a los miembros de las asociaciones de defensa de los animales en colaboradores de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, aún cuando «todos sabemos el odio notorio que estos grupos profesan hacia la caza, los toros o sus actividades afines por el hecho de que estas asociaciones provienen del ámbito urbano y nada entienden del mundo rural», ha afirmado la Federación de Caza.

ABC Toledo

2017-08-11T19:04:37+00:00 11 agosto, 2017|Actualidad cinegética|

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies