El lobo podría no cazarse en toda la temporada en Castilla y León

/, Noticias/El lobo podría no cazarse en toda la temporada en Castilla y León

Los continuos recursos de los radicales animalistas, las decisiones de la Justicia sin medir sus consecuencias y la falta de firmeza de la Junta de Castilla y León, dejan al albur de las circunstancias a los colectivos ganadero y cinegético, los que realmente están en el problema del lobo.

NOTA DE PRENSA: 14-09-2018

            

Tras la celebración, el pasado 6 de septiembre, de la Mesa del Lobo, en la que la Junta de Castilla y León nos presentó los resultados de la campaña de 2017 y debería haber planteado el plan de actuaciones de futuro para la gestión del lobo, lejos de ofrecer una solución práctica para su necesario control cinegético al norte del Duero a través de una correcta fundamentación técnica y una nueva normativa para su caza,  dada la maraña judicial en la que nos trasmiten que se encuentra enfangada la caza del lobo, deducimos que es muy posible que no se cace en toda la temporada.

Es evidente, y así se ha demostrado en los estudios científicos que deberían estar ya fundamentando la regulación de la caza del lobo, que este se encuentra en expansión, al norte y al sur del Duero, pero se nos habla de problemas técnico-jurídicos, de recursos, plazos, estrategias procesales… Ya hemos vivido esto en otros momentos, pero la actitud de la Junta en nuestra opinión fue sensiblemente diferente. En ocasiones anteriores, en que corrió peligro toda la actividad cinegética, nuestra Administración respondió de una forma muy ágil y se logró remontar la situación in extremis. Pero estamos hablando del lobo, y eso es otro cantar. El lobo es sagrado, y quien ataca al lobo ataca a gran parte de la sociedad seducida y embobada por la innegable belleza de este animal y por el mito romántico que en torno a él se ha ido creando, en un principio por el ecologismo desinteresado y hoy en día por el animalismo subvencionado más radical.

Otra cosa, muy diferente y lejos del mito, es la realidad. Esa realidad la conocen muy bien algunos habitantes de nuestros pueblos, que cuentan en nuestras oficinas cómo temen hasta por su seguridad y las de sus hijos cuando ven rondando cerca del pueblo cinco o seis lobos que lejos de amedrentarse ante el humano ya le están empezando a plantar cara, o cómo encuentran su ganado masacrado en esa peculiar forma indiscriminada de matar y herir que tiene este depredador.

Medio Ambiente nos habla de ayudas y de otras medidas de compatibilización del lobo con la vida rural, pero todos los que conocemos a este animal sabemos que lo único realmente efectivo para evitar sus graves daños es el control poblacional mediante la caza, que además genera recursos para nuestros pueblos, que falta hacen.

El próximo sábado 22 de septiembre, UPA-COAG ha convocado una manifestación en Villardeciervos para denunciar esta situación creada por la irracionalidad o el interés de unos y la ignorancia o el miedo de otros. Es una iniciativa que apoyamos y a la que nos sumamos porque denuncia la situación insostenible generada por la expansión descontrolada de lobos y resto de fauna cinegética salvaje y para exigir que se mantenga la caza del lobo al norte del Duero, imprescindible como sistema de control poblacional de la especie, amparado en una adecuada normativa.

Como siempre hemos dicho, agricultura, ganadería y caza deben ir de la mano, y más aún cuando hay que hacer frente a los ataques contra el mundo rural y a los que los amparan o los permiten.

FEDERACIÓN DE CAZA DE CASTILLA Y LEÓN

2018-09-17T12:46:48+00:00 17 septiembre, 2018|Actualidad Federativa, Noticias|

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies