Los grandes males de la caza: “Entre todos la mataron”

//Los grandes males de la caza: “Entre todos la mataron”

lagacetadesalamanca.es/ Artículo de Sergio Milán (Delegación de Caza de Salamanca)

Foto-  LORENA G. VIZCAÍNO

La falta de liderazgo de las entidades cinegéticas y la descoordinación con la administración en la toma de decisiones, principales problemas

Como no puede ser de otra manera, hablando con nuestro gran amigo Álvaro Fernández, no pudimos evitar llegar a la conclusión de lo lamentable que es la inacción del sector cinegético y el acabar siempre esperando a que otros nos vengan a sacar las castañas del fuego mientras cambiamos de mejilla para recibir un tortazo tras otro en lo que se nos acumulan los frentes abiertos.

Y es que esta situación no parte exclusivamente de los cazadores, si no de una acuciante falta de liderazgo de las entidades que nos representan así como una descoordinación con las administraciones y el legislativo, que toma decisiones que nos afectan sin escucharnos. Es lamentable ver cómo entidades privadas como Artemisan tienen que poner pié en pared e iniciar acciones legales contra el Director General de Derechos de los Animales y mientras la RFEC ni si quiera se halla pronunciado. No hablemos ya de ponernos de acuerdo con otros sectores y buscar alianzas con organizaciones agroganaderas, hostelería y turismo, etc, para crear mesas de trabajo y hacer fuerza sobre una administración que está en clara búsqueda del voto animalista fácil a golpe de distorsionar una realidad que poco tiene que ver con lo que nos venden.

Quizás a alguno le parezca poca cosa pero de Diciembre del 2020 hasta ahora, se ha prohibido la caza en parques nacionales, se ha revocado el carácter esencial de la caza en algunas comunidades durante el confinamiento a sabiendas de los daños ocasionados, se ha anunciado la prohibición de la caza del lobo, se ha pretendido incluir a la perdiz en listado de especies vulnerables (paso previo a la prohibición de su caza), se continúa con la matraca de la tórtola y la codorniz dejando en vilo su posible caza en esta media veda, se anuncia la intención de prohibir la caza en el 10% del territorio de la UE, se ha criminalizado una vez más a los cazadores con el absurdo formulario de abandono de perros de caza y todo esto teniendo en cuenta que todavía estamos a 21 de Febrero.

Es posible que no nos prohíban la caza directamente, pero está clara la estrategia para poner cada vez más trabas a nuestra necesaria actividad. Igualmente es posible que aquellos no cazadores no se den cuenta, pero el coste de todas estas medidas lo acabará pagando una vez más el contribuyente, todos esos daños ocasionados habrá que indemnizarlos y saldrán de los bolsillos de todos, y aunque se empeñen en negarlo, la caza es el único medio realmente eficaz de control poblacional de determinadas especies, control que habrá que hacer sí o sí, como ya se viene efectuando en los parques nacionales, pero que ahora, en lugar de hacerlo cazadores pagando de su bolsillo y generando riqueza, lo hace personal cobrando del dinero de todos. Hipocresía típica de aquellos que manejan nuestro dinero, pero que según sus propias palabras, piensan que no es de nadie. ¡Señores, empecemos a ser ciudadanos de bien y exijamos responsabilidades y compromisos de una vez por todas!

lagacetadesalamanca.es

2021-02-22T18:33:59+01:00 22 febrero, 2021|Actualidad cinegética|