Medio millar de cazadores exigen respeto a los animalistas en una concentración en Palencia

//Medio millar de cazadores exigen respeto a los animalistas en una concentración en Palencia

elnortedecastilla.es/ MARCO ALONSO

Foto- Marta Moras

Solicitan medidas para que se ponga fin «a la impunidad de los insultos, ataques y agresiones» que aseguran sufrir a diario

«Somos cazadores, no asesinos». Así de directo se mostró José de Luis Cantero, presidente de la delegación palentina de la Federación de Caza, que ejerció de portavoz del cerca de medio millar de personas que se concentraron en la Plaza Mayor para solicitar respeto ante lo que consideran una escalada de acusaciones infundadas por parte de los animalistas.

La Real Federación Española de Caza (RFEC) y las diferentes federaciones autonómicas organizaron la protesta, que se realizó de forma simultánea en cuarenta capitales españolas –entre ellas todas las de Castilla y León– para reivindicar esta práctica y exigir medidas «que pongan fin a la impunidad de los insultos, ataques y agresiones» que este colectivo asegura sufrir a diario.

José de Luis Cantero no se mordió la lengua a la hora de defender una práctica que para él y para muchos palentinos se ha convertido en una forma de vida. «Hemos venido a defender la caza. Queremos seguir cazando y todas las personas que la practicamos queremos decir basta de agresiones, insultos y amenazas. Para nosotros, ser cazador es un orgullo», apuntó el presidente.

Apoyo de la presidenta de la Diputación

Los asistentes reclamaron apoyo a las administraciones y el presidente de la delegación recordó que «cada cazador es un voto», unas palabras que escuchó la presidenta de la Diputación, Ángeles Armisén, que acudió a la protesta para mostrar el apoyo de su partido a esta iniciativa. «El PP de Palencia va a apoyar todas las actividades que tengan que ver con el medio rural porque somos el partido de los agricultores de los ganaderos y del medio rural», apuntó la presidenta, que fue criticada poco después por apoyar esta protesta y no la de los pensionistas, que comenzó al finalizar la de los cazadores. «Todos los partidos tenemos un orden de prioridades. Creemos que son más relevantes los 40.000 pensionistas de Palencia que los cazadores», sentenció Juan Gascón, de Ganemos. No obstante, la presidenta aseguró que ella y su partido respaldan a los pensionistas. «Que no nos quede ninguna duda de que apoyo a los pensionistas. Y apoyar a las pensiones se hace generando empleo e incorporando cotizantes que sostengan el sistema. Es lo que yo y mi organización política defendemos», concluyó Armisén.

La voz de José de Luis Cantero retumbó en la Plaza Mayor gracias a la megafonía, pero centenares de testimonios anónimos estaban deseosos de hacer público su malestar por el deterioro de la imagen que la caza y los cazadores están sufriendo en los últimos años. Uno de esos cazadores que quiso dar su opinión sobre este tema fue Salvador Hoyos, que forma parta de la directiva de la Federación de Galgos de Castilla y León. «Hoy mismo, según hemos llegado, hemos escuchado decir a una pareja que iba con dos niños que éramos una cuadrilla de matones. Este tipo de actuaciones no se pueden consentir y por eso se ha llevado a cabo esta concentración», aseguró Salvador, visiblemente dolido por la imagen que tiene parte de la sociedad del mundo de la caza.

La sociedad está tendiendo a la polarización en este asunto y los cazadores se extrañan de que se hayan formado prácticamente dos bandos opuestos. Los corrillos formados en la concentración hablaban de que, en lo referente a la caza, no hay medias tintas: o la amas, o la odias, y, según el directivo de la Federación de Galgos de Castilla y León Carmelo Franco, esta pugna entre dos ideas radicalmente opuestas responde solo a una circunstancia. «El problema viene dado por la diferencia que hay entre la vida rural y la urbana. La gente de la ciudad no entiende la forma de vida de la sociedad rural. Tenemos unas costumbres ancestrales que hay que conservar y eso hay mucha gente del mundo urbano que no lo entiende», explicó ayer Carmelo, que cree que la caza ha sido y es una forma de divertimento necesario en zonas en las que no hay demasiadas posibilidades de ocio. «Tenemos pocos medio de diversión y uno de ellos es la caza, anteriormente era una forma de vida. En el medio urbano se pueden divertir de muchas maneras pero nosotros tenemos muy pocas y esta es una de ellas», apuntó el directivo de la Federación de Galgos en un discurso compartido por buena parte de los cazadores de la zona.

elnortedecastilla.es

2018-04-16T10:24:26+00:00 16 abril, 2018|Actualidad cinegética|

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies