Mirando a la media veda

//Mirando a la media veda

www.diariodeleon.es/MIGUEL ÁNGEL TRANCA

Codorniz, conejo y liebre, con buenas perspectivas en cuanto a su número para una campaña que levanta el telón el 15 de agosto

La media veda levantará el telón en la Comunidad el próximo 15 de agosto. Y León como una de las provincias con mayor afición tendrá un destacado protagonismo. Y sin duda alguna para los varios miles de aficionados que desempolvarán sus escopetas dispuestos a que en un año tan especial como este condicionado por la pandemia del covid-19 el panorama pueda tornarse en positivo.

A escasas tres semanas la situación se presenta en cuanto a la presencia de piezas que cobrar más que favorable siendo la codorniz y el conejo los más apetecidos.

Si los dos años precedentes se desarrollaron a una altura más que positiva para los miles de aficionados que existen en la provincia, la situación en este apartado también apunta en clave satisfactoria para las dos estrellas de este periodo de caza, la codorniz y el conejo. Eso sí, en especial de una codorniz a la que esta situación afecta más así como al hecho de cómo se desarrolle la actividad en los campos leoneses.

Respecto al conejo, a pesar de que en algunos momentos Se han visto afectados por temas sanitarios, esto no ha influido en demasía al menos en los últimos ejercicios, para que su número sea más que destacable como ya se comprobó en un pasado año 2019 en el que tanto en la media veda como en la temporada de caza que también se extendió al primer mes de este año contaron con un bagaje satisfactorio para los cazadores.

Tórtola y paloma en menor medida también están comprendidas entre las especies incluidas en la media veda al igual que la urraca, corneja, zorro (estas tres con inicio desde el 15 de agosto) al igual que las referidas a las tórtolas y palomas (torcaz y bravía) aunque en este caso con diez días de retraso.

Todo para que a media veda pueda levantar el telón en clave positiva. Así lo esperan los cazadores que también están pendientes de las condiciones climatológicas en las semanas precedentes. Estas parece que han discurrido como se esperaba y con ello el panorama que se presenta a lo largo de las fechas por las que transcurra la media veda es más que optimista.

Siempre y cuando la situación generada por la pandemia del coronavirus no trastoque los planes. Algo que los aficionados a la caza esperan que no suceda. Y eso pasa porque los brotes de infectados no alcancen cifras que no se puedan controlar.

www.diariodeleon.es

2020-07-24T10:23:08+02:00 24 julio, 2020|Actualidad cinegética|

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies