ORDEN FYM/528/2017, de 27 de junio, por la que se aprueba la Orden Anual de Caza.

//ORDEN FYM/528/2017, de 27 de junio, por la que se aprueba la Orden Anual de Caza.

bocyl.jcyl.es

 

El artículo 41 de la Ley 4/1996, de 12 de julio, de Caza de Castilla y León, establece que la Consejería, oídos los Consejos Territoriales de Caza y el Consejo de Caza de Castilla y León (en la actualidad Comisión de Caza del Consejo Regional de Medio Ambiente de Castilla y León) aprobará la orden anual de caza en la que se determinarán las cuestiones indicadas en el citado artículo.

Por otro lado, el artículo 7.3 de la Ley 4/1996, de 12 de julio, considera especies cazables aquellas, de entre las cinegéticas, que figuren en las correspondientes Órdenes Anuales de Caza que dicte la Consejería, aspecto igualmente desarrollado a través del Decreto 32/2015, de 30 de abril, por el que se regula la conservación de las especies cinegéticas de Castilla y León, su aprovechamiento sostenible y el control poblacional de la fauna silvestre, que establece, además de otros aspectos, las especies cazables, los períodos hábiles, las modalidades de caza y los regímenes de autorización, fijando así el marco normativo que ha de desarrollar la presente orden.

La presente orden se ha elaborado de acuerdo con los siguientes principios:

Necesidad, persiguiendo con esta orden el cumplimiento de lo preceptuado a través del artículo 41 de la Ley 4/1996, de 12 de julio, de manera que antes de cada 30 de junio se publique la orden anual de caza que determine las especies cazables y comercializables, las regulaciones y las épocas de caza a las distintas especies en las diversas zonas, con expresión de las distintas modalidades y capturas permitidas en la Comunidad de Castilla y León.

Eficacia, dado que la norma trata de minimizar las cargas administrativas innecesarias o accesorias favoreciendo la comunicación y, en su aplicación, se tiende a la racionalización de la gestión de los recursos públicos.

Tras haber comprobado que no existen otras medidas menos restrictivas de derechos, o que impongan menos obligaciones a los destinatarios, esta orden contiene la regulación imprescindible para atender a la necesidad cubierta con la misma, garantizando de esta manera el principio de proporcionalidad.

A fin de garantizar el principio de seguridad jurídica, esta norma se ha elaborado de manera coherente con el resto del ordenamiento jurídico, nacional y de la Unión Europea, especialmente en materia de patrimonio natural y en lo relativo a la utilización racional de los recursos naturales y persiguiendo un estado de conservación favorable de las poblaciones de las especies objeto de caza a la vista de los estudios técnicos y de su análisis que obran en el expediente administrativo de elaboración de la norma, todo ello, en plena coordinación tanto con la propia Ley 4/1996, de 12 de julio como con el Decreto 32/2015, de 30 de abril, por el que se regula la conservación de las especies cinegéticas de Castilla y León, su aprovechamiento sostenible y el control poblacional de la fauna silvestre.

En cuanto al principio de transparencia, se ha tenido en cuenta lo dispuesto en el artículo 133 de la Ley 39/2015, de 1 de octubre, del Procedimiento Administrativo Común de las Administraciones Públicas, pero, al tratarse de una orden que regula aspectos parciales en materia cinegética y que además no impone obligaciones relevantes a los destinatarios, se entiende justificado no someterla al trámite de consulta previa. No obstante, la norma ha sido sometida a los trámites de información pública y de audiencia a interesados mediante Resolución de 18 de mayo de 2017, de la Secretaria General de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente, publicada en el «Boletín Oficial de Castilla y León» con fecha 25 de mayo de 2017. Asimismo, y de conformidad con lo previsto en la Ley 4/1996, de 12 de julio, en el Decreto 80/2002, de 20 de junio, por el que se establece la composición y régimen de funcionamiento de los Consejos de Caza de Castilla y León y en el Decreto 1/2017, de 12 de enero, por el que se crea y regula el Consejo Regional de Medio Ambiente de Castilla y León, esta orden ha sido informada por los Consejos Territoriales de Caza y por la Comisión de Caza del Consejo Regional de Medio Ambiente de Castilla y León.

En virtud de lo previsto en la Ley 4/1996, de 12 de julio y en uso de las competencias atribuidas por la Ley 3/2001, de 3 de julio, del Gobierno y de la Administración de la Comunidad de Castilla y León,

DISPONGO:

Artículo 1. Objeto.

La presente orden tiene como objeto definir las normas que regirán la práctica de la caza en la Comunidad de Castilla y León, en desarrollo y cumplimiento de la legislación cinegética vigente.

Artículo 2. Especies cazables.

De conformidad con lo dispuesto en el artículo 7.3 de la Ley 4/1996, de 12 de julio, desarrollado en el artículo 14 del Decreto 32/2015, de 30 de abril, analizado el estado favorable de conservación de las mismas que concluye un aprovechamiento en términos de sostenibilidad del recurso, se consideran especies cazables en Castilla y León las siguientes:

AVES (ESPECIES DE CAZA MENOR)

Agachadiza chica (Lymnocriptes minimus).

Agachadiza común (Gallinago gallinago).

Anade friso (Anas strepera).

Anade real (Anas platyrhynchos).

Anade silbón (Anas penelope).

Ansar común (Anser anser).

Avefría (Vanellus vanellus).

Becada (Scolopax rusticola).

Cerceta común (Anas crecca).

Codorniz (Coturnix coturnix).

Corneja (Corvus corone).

Estornino pinto (Sturnus vulgaris).

Faisán (Phasianus colchicus).

Focha común (Fulica atra).

Paloma bravía (Columba livia).

Paloma torcaz (Columba palumbus).

Paloma zurita (Columba oenas).

Pato colorado (Netta rufina).

Pato cuchara (Anas clypeata).

Perdiz roja (Alectoris rufa).

Porrón común (Aythya ferina).

Porrón moñudo (Aythya fuligula).

Tórtola común (Streptopelia turtur).

Urraca (Pica pica).

Zorzal alirrojo (Turdus iliacus).

Zorzal charlo (Turdus viscivorus).

Zorzal común (Turdus philomelos).

Zorzal real (Turdus pilaris).

MAMÍFEROS (ESPECIES DE CAZA MENOR)

Conejo (Oryctolagus cuniculus).

Liebre de piornal (Lepus castroviejoi).

Liebre europea (Lepus europaeus).

Liebre ibérica (Lepus granatensis).

Zorro (Vulpes vulpes).

MAMÍFEROS (ESPECIES DE CAZA MAYOR)

Cabra montés (Capra pyrenaica).

Ciervo (Cervus elaphus).

Corzo (Capreolus capreolus).

Gamo (Dama dama).

Jabalí (Sus scrofa).

Lobo (Canis lupus): únicamente las poblaciones al Norte del río Duero.

Muflón (Ovis musimon).

Rebeco (Rupicapra pyrenaica).

Artículo 3. Especies comercializables.

Son comercializables en Castilla y León todas las especies cinegéticas incluidas en el Anexo del Real Decreto 1118/1989, de 15 de septiembre, excepto las liebres (Lepus spp).

Artículo 4. Períodos hábiles.

De conformidad con lo establecido en el artículo 16 del Decreto 32/2015, de 30 de abril, con carácter general, y con independencia de lo previsto en los Planes Cinegéticos debidamente aprobados, se establecen los siguientes períodos hábiles de caza en Castilla y León:

 

  1. Caza menor:

 

  • a) Caza de la liebre con galgo:
  • Desde el jueves, 12 de octubre de 2017 hasta el domingo, 28 de enero de 2018.
  • b) Resto de especies y modalidades de caza menor:
  • Desde el domingo, 22 de octubre de 2017 hasta el domingo, 28 de enero de 2018, además de las fechas que se establezcan para la «media veda».
  • c) Además de lo expuesto en el apartado b) anterior, se amplía el período hábil de las siguientes especies con estas condiciones:
  • Zorro: Se autoriza la caza del zorro durante el ejercicio de la caza mayor.
  • La caza con perro de madriguera podrá realizarse los jueves, sábados, domingos y festivos del período comprendido desde el 22 de octubre de 2017 hasta el 28 de febrero de 2018 en aquellos cotos cuyo plan cinegético contemple esta modalidad. En un mismo acotado sólo podrá cazar al día una única cuadrilla compuesta por un máximo de 4 cazadores con arma de fuego y cuatro perros. Durante el mes de febrero de 2018 cuando se practique esta modalidad, durante el trayecto hasta el acceso a las madrigueras/refugios y a los lugares de suelta de los perros, las armas deberán portarse enfundadas y los perros atados por sus portadores.
  • Conejo:
  • En los cotos de caza total o parcialmente ubicados en los términos municipales que figuran en la relación del Anexo IV:
  • Se autoriza la caza del conejo exclusivamente mediante el empleo de armas todos los jueves, sábados, domingos y festivos comprendidos entre el 1 de julio y el día del inicio de la media veda. En los días hábiles comprendidos en el período de media veda queda autorizada igualmente la caza del conejo mediante el empleo de armas y/o de perros.
  • En los cotos de caza total o parcialmente ubicados en los términos municipales incluidos en el Anexo V:
  • Se autoriza la caza del conejo mediante el empleo de armas, hurón y red todos los días de la semana del período comprendido entre el 29 de enero y el 30 de junio de 2018 con un máximo de 3 hurones y 4 cazadores por cada 250 hectáreas de acotado por jornada. Los cazadores podrán hacer uso del arma exclusivamente durante la acción conjunta de los hurones y red. Durante el trayecto hasta el acceso a las huras/madrigueras/refugios las armas deberán portarse enfundadas. Todos los ejemplares capturados mediante hurón y red deberán ser sacrificados. En el período comprendido del 1 al 25 de febrero de 2018 se permite además el empleo de perros. Durante el trayecto hasta el acceso a las huras/madrigueras/refugios los perros deberán permanecer atados por sus portadores y las armas deberán portarse enfundadas.
  • Urraca y corneja: Se autoriza la caza de ambas especies los jueves, sábados, domingos y festivos del período comprendido entre el 29 de enero hasta el 25 de febrero de 2018.
  • En la tarjeta de afiliación al coto o en la autorización escrita del titular cinegético, arrendatario o persona que ostente su representación deberá figurar expresamente la habilitación para la caza de estas especies durante los períodos hábiles establecidos en este apartado c).

 

  1. Caza mayor:

 

  • Ciervo, gamo: Desde el 1 de septiembre hasta el 23 de septiembre de 2017 únicamente a rececho y aguardo/espera; desde el domingo, 24 de septiembre de 2017 hasta el domingo, 25 de febrero de 2018 en todas sus modalidades.
  • Muflón: Durante todo el año únicamente a rececho y aguardo/espera; desde el domingo, 24 de septiembre de 2017 hasta el domingo, 25 de febrero de 2018 en todas sus modalidades.
  • Corzo: Para ambos sexos, desde la entrada en vigor de la presente orden hasta el 6 de agosto de 2017, y desde el 1 de septiembre hasta el 15 de octubre de 2017. Desde el 1 de enero hasta el domingo, 25 de febrero de 2018 sólo hembras. Desde el 1 de abril de 2018 hasta la entrada en vigor de la ulterior orden anual de caza, ambos sexos.
  • Rebeco: Desde la entrada en vigor de la presente orden hasta el 15 de julio de 2017 y desde el 1 de septiembre hasta el 15 de noviembre de 2017. A partir del 1 de mayo de 2018 y hasta la entrada en vigor de la ulterior orden anual de caza.
  • Cabra montés: Desde el 15 de septiembre hasta el 15 de diciembre de 2017 y desde el 1 de marzo hasta el 30 de junio de 2018.
  • Lobo: Desde el 1 de septiembre hasta el 23 de septiembre de 2017 únicamente a rececho o aguardo/espera; desde el domingo, 24 de septiembre de 2017 y hasta el domingo 25 de febrero de 2018 en todas sus modalidades.
  • Jabalí: Desde el domingo, 24 de septiembre de 2017 hasta el domingo, 25 de febrero de 2018, además de lo establecido en el apartado 4 del artículo 8.º de la presente orden.

 

 

Artículo 5. Días hábiles.

  1. El ejercicio de la caza menor, excepto lo contemplado en los artículos 4.1.c), 6.2 y 7.2, queda limitado, con carácter general, a los jueves, sábados, domingos y festivos de carácter nacional y autonómico de Castilla y León comprendidos en el período hábil establecido.
  2. Los días hábiles para la práctica de la caza mayor serán los estipulados en la aprobación de los correspondientes Planes Cinegéticos.

 

Artículo 6. Media veda.

  1. Especies:

 

  • Codorniz, tórtola común, paloma torcaz, urraca, corneja y zorro.
  • Conejo en los cotos de caza total o parcialmente ubicados en los términos municipales incluidos, en el Anexo IV según lo contemplado en el artículo 4.1.c).

 

  1. Días hábiles:

Los días hábiles para la media veda en las distintas zonas serán los que fije la dirección general competente en materia de caza, oídos previamente los Consejos Territoriales de Caza y la Comisión de Caza del Consejo Regional de Medio Ambiente de Castilla y León. El número de días hábiles no podrá exceder de 20, no necesariamente consecutivos.

  1. Período hábil:

Ante la concurrencia de un año excepcionalmente seco, y a los efectos de garantizar la finalización del período de cría de las especies cazables en media veda y no alterar las migración de las poblaciones de estas, la fecha de inicio no podrá ser anterior al día 15 de agosto ni la fecha de cierre podrá ser posterior al 17 de septiembre. Para la tórtola común y la paloma torcaz se retrasa el comienzo de la época hábil al 22 de agosto.

  1. Cupos:

El número máximo de piezas a cobrar por cazador y día se fija para la codorniz en 30 y para la tórtola común en 6.

 

Artículo 7. Regulación complementaria para la caza menor.

 

  1. Caza de la liebre con galgo:

En esta modalidad de caza todos los perros participantes deberán permanecer sujetos hasta el inicio de una carrera, momento en que podrán soltarse hasta un máximo de 2 galgos, no pudiendo iniciarse una carrera hasta que todos los perros vuelvan a estar sujetos.

 

  1. Esperas de palomas migratorias en pasos tradicionales:

 

  • Esta modalidad estará permitida desde el 1 de octubre hasta el 30 de noviembre, sin limitación de días hábiles.
  • Los puestos de tiro, tanto aislados como en línea, serán fijos y habrán de estar necesariamente emplazados en las cumbres de las cordilleras o en zonas altas de sus laderas, no permitiéndose las escopetas volantes ni transitar fuera de los puestos con armas desenfundadas.
  • Las condiciones para el ejercicio de esta modalidad de caza incluirán la situación de los puestos y la separación mínima entre ellos. Éstas estarán disponibles en las Oficinas y Puntos de Información y Atención al Ciudadano de la provincia donde se celebre la misma con una antelación mínima de diez días.
  • Los titulares de los cotos de caza en donde existan pasos de palomas no tradicionales y que deseen realizar su aprovechamiento, deberán hacerlo constar en sus Planes Cinegéticos, y solicitarán del Servicio Territorial de la provincia correspondiente las autorizaciones pertinentes para su caza desde puestos fijos, acompañando un plano de la línea de tiro donde quede reflejada la ubicación de los puestos, con idéntico período hábil que para los pasos tradicionales.
  • Mientras se está practicando la caza de palomas migratorias en pasos tradicionales y no tradicionales, queda prohibido el ejercicio de la caza, en una franja de seguridad de 150 metros en torno a la línea de tiro.
  • Durante el desarrollo de esta modalidad de caza, sólo se podrá disparar a palomas y zorzales, no permitiéndose la tenencia ni el uso de balas durante el ejercicio de la misma.

 

 

  1. Caza de la becada:

La caza de la becada podrá practicarse únicamente en las modalidades de «al salto o a rabo» y «en mano», estableciéndose un cupo máximo de 3 becadas por cazador y día.

Artículo 8. Regulación complementaria para la caza mayor.

  1. Monterías y ganchos/batidas:

 

  • a) Régimen de autorización y comunicación.
  • Están sometidos a:
  • 1.º) Autorización:
  • 1.1. Las monterías y ganchos/batidas que se pretendan realizar en los cotos de caza incluidos total o parcialmente en el ámbito de aplicación del Decreto 108/1990, de 21 de junio, por el que se establece el Estatuto de protección del oso pardo en la Comunidad de Castilla y León y se aprueba el Plan de Recuperación del oso pardo. La relación de dichos cotos podrá ser consultada a través de https://www.tramitacastillayleon.jcyl.es.
  • 1.2. Las monterías y ganchos/batidas que incluyan al lobo entre las especies objeto de aprovechamiento.
  • 2.º) Comunicación:
  • El resto de las monterías y ganchos/batidas que se pretendan realizar y no estén incluidas en las anteriores, estarán sujetas a comunicación.
  • b) Forma de presentación de la solicitud y de la comunicación.
  • 1. Las personas físicas podrán presentar sus solicitudes, escritos o comunicaciones, de forma presencial en cualquiera de los registros previstos en el artículo 15 del Decreto 2/2003, de 2 de enero, por el que se regulan los servicios de información y atención al ciudadano y la función de registro en la Administración de la Comunidad de Castilla y León, conforme a los modelos normalizados que figuran como Anexos I, II y III de la presente orden, igualmente disponibles en la sede electrónica de la Administración de la Comunidad de Castilla y León (). También podrán presentarlas de forma electrónica según lo previsto en el apartado siguiente.
  • 2. Las personas jurídicas y el resto de sujetos relacionados en el artículo 14.2 de la Ley 39/2015, de 1 de octubre, del Procedimiento Administrativo Común de las Administraciones Públicas, deberán presentar sus solicitudes, escritos o comunicaciones de forma electrónica conforme a los modelos normalizados que figuran como Anexos I, II y III de la presente orden, que estará disponible igualmente en la sede electrónica de la Administración de la Comunidad de Castilla y León (https://www.tramitacastillayleon.jcyl.es). La documentación adjunta se digitalizará y aportará como archivos anexos a la solicitud, escrito o comunicación, sin perjuicio de la posibilidad de requerir la exhibición del documento o información original, de conformidad a lo dispuesto en el artículo 28.5 de la Ley 39/2015, de 1 de octubre.
  • Si alguno de los sujetos mencionados anteriormente presentara su solicitud, escrito o comunicación de forma presencial, se le requerirá para que la subsane a través de su presentación electrónica. A estos efectos se considerará como fecha de presentación de la solicitud, escrito o comunicación, aquella en la que haya sido realizada la subsanación.
  • Para la presentación electrónica, los solicitantes deberán disponer de DNI electrónico, o de cualquier certificado electrónico que haya sido previamente reconocido por esta Administración y sea compatible con los diferentes elementos habilitantes y plataformas tecnológicas corporativas.
  • Las entidades prestadoras del servicio al que se refiere el párrafo anterior reconocidas por la Junta de Castilla y León figuran en una relación actualizada publicada en la citada sede electrónica.
  • Presentada la solicitud, escrito o comunicación, el registro electrónico emitirá un recibo acreditativo de la presentación, consistente en una copia auténtica que incluye la fecha, hora y número de entrada de registro, así como un recibo acreditativo de otros documentos que, en su caso, lo/la acompañen, que garantice la integridad y el no repudio de los mismos.
  • Esta copia está configurada de forma que puede ser impresa o archivada por el interesado, garantizando la identidad del registro y teniendo valor de recibo de presentación. La falta de recepción del mensaje de confirmación o, en su caso, la aparición de un mensaje de error o deficiencia de transmisión implica que no se ha producido la recepción correctamente, debiendo realizarse la presentación en otro momento o utilizando otros medios disponibles.
  • 3. Asimismo, se podrán presentar las solicitudes, escritos o comunicaciones por medio de telefax, de acuerdo con lo establecido en el Decreto 118/2002, de 31 de octubre, por el que se regulan las transmisiones por telefax para la presentación de documentos en los registros administrativos de la Administración de la Comunidad de Castilla y León, y se declaran los números telefónicos oficiales, conforme a la relación de números telefónicos declarados oficiales a tal efecto.
  • c) Documentación.
  • Las solicitudes o comunicaciones se acompañarán de un plano del coto en el que se refleje la mancha correspondiente con suficiente calidad gráfica. En dicho plano se podrá incluir una mancha alternativa para el supuesto de imposibilidad de celebración de la montería, gancho/batida en la mancha principal. La base cartográfica a utilizar será preferentemente el Mapa Topográfico Nacional 1:25.000 del Instituto Geográfico Nacional, que puede visualizarse y descargarse desde la página oficial del citado organismo ().
  • El titular o en su caso el arrendatario podrá presentar con la primera solicitud o comunicación de la temporada un plano conjunto del coto en el que se establezcan gráficamente el total de manchas a dar en la temporada, debidamente numeradas. En caso de optar por la presentación de este plano conjunto, el solicitante solo deberá indicar en ulteriores solicitudes o comunicaciones el número de mancha a dar, sin necesidad de presentar un nuevo plano cada vez.
  • En el supuesto de actuar ante la Administración mediante representación, las solicitudes o comunicaciones deberán ir acompañadas de documento público o apoderamiento apud acta que acredite la representación o el poder del firmante de la solicitud.
  • En el supuesto de que el solicitante no autorice a la Administración de la Comunidad a comprobar directamente y/o por medios telemáticos el DNI/NIE será necesaria la presentación de una copia de los citados documentos.
  • d) Procedimiento.
  • En los supuestos en los que sea preceptiva la correspondiente autorización el interesado deberá presentar la solicitud con una antelación mínima de quince días naturales a la fecha de la cacería. Transcurrido dicho plazo sin que se haya dictado y notificado la resolución por parte del Servicio Territorial de Medio Ambiente competente, se entenderá desestimada la solicitud.
  • En el caso de monterías y ganchos/batidas ya autorizadas, cuando éstas hubieran sido suspendidas por alguna de las circunstancias contempladas en los artículos 39.6, 43.3 ó 43.4 de la Ley 4/1996, de 12 de julio, de Caza de Castilla y León, y siempre que no hayan transcurrido más de quince días naturales entre la fecha de cacería suspendida y la nueva fecha solicitada, el plazo de presentación de la solicitud podrá reducirse a siete días naturales. La forma de presentación se realizará a través del modelo que figura como Anexo III de la presente orden según lo descrito en el apartado b) de este artículo.
  • En el caso de las cacerías sujetas a comunicación, ésta deberá efectuarse con, al menos, diez días naturales de antelación a la fecha de celebración.
  • Si la solicitud no reúne los requisitos o no se acompañan de los documentos establecidos en la presente orden, el órgano competente requerirá al interesado para que la subsane en el plazo máximo e improrrogable de diez días, indicándole que si no lo hiciese se le tendrá por desistido de su solicitud, previa resolución que deberá ser dictada en los términos previstos en el artículo 68 de la Ley 39/2015, de 1 de octubre, del Procedimiento Administrativo Común de las Administraciones Públicas.
  • La inexactitud, falsedad u omisión, de carácter esencial, de cualquier dato o información que se incorpore a una comunicación, o la no presentación ante la Administración competente de la comunicación, determinará la imposibilidad de continuar con el ejercicio del derecho o actividad afectada desde el momento en que se tenga constancia de tales hechos, sin perjuicio de las responsabilidades penales, civiles o administrativas a que hubiera lugar.
  • En el caso de monterías y ganchos/batidas ya comunicadas, cuando éstas hubieran sido suspendidas por alguna de las circunstancias contempladas en los artículos 39.6, 43.3 ó 43.4 de la Ley 4/1996, de 12 de julio, de Caza de Castilla y León, sin que haya sido posible declarar la imposibilidad de celebrarse, y siempre que no hayan transcurrido más de quince días naturales entre la fecha de cacería suspendida y la nueva fecha comunicada, el plazo de presentación de la comunicación podrá reducirse a siete días naturales. La forma de presentación se realizará obligatoriamente a través del modelo que figura como Anexo III de la presente orden según lo descrito en el apartado b) de este artículo.
  • Cualquier solicitud de modificación de fecha, modalidad o mancha de monterías y ganchos/batidas autorizados o comunicados que no se ajusten a lo anterior se considerarán a todos los efectos como una nueva solicitud de autorización o comunicación.
  • e) Condiciones para la celebración de la cacería.
  • Sin perjuicio del cumplimiento de las condiciones recogidas en la resolución de aprobación del plan cinegético del coto privado correspondiente, la montería o gancho/batida se llevará a cabo conforme a las que este apartado contiene.
  • El titular del coto, o el arrendatario en su caso, deberá comunicar a los alcaldes de los ayuntamientos de los términos municipales correspondientes, y notificar a los titulares o arrendatarios de los terrenos cinegéticos colindantes, que deberá acreditarse mediante declaración responsable en la solicitud o comunicación, la fecha y mancha en que vaya a celebrarse la montería o gancho/batida, y si se da la circunstancia de colocación de alguna línea de puestos a menos de 500 metros de la linde.
  • Salvo acuerdo entre las partes interesadas, que deberá acreditarse mediante declaración responsable en la solicitud o comunicación, no podrán celebrarse monterías o ganchos/batidas en manchas que disten menos de 500 metros de un terreno cinegético colindante donde haya sido previamente autorizada otra montería o gancho/batida sin que transcurra un plazo entre fechas de, al menos, cinco días naturales.
  • Queda prohibido el ejercicio de la caza mayor, en cualquiera de sus modalidades, en una franja de 500 metros en torno a las manchas autorizadas en que se esté llevando a efecto este aprovechamiento, no siendo esta limitación de aplicación para la celebración simultánea de monterías o ganchos/batidas en manchas colindantes de distintos terrenos cinegéticos, si existe acuerdo entre las partes interesadas según lo previsto en el párrafo anterior.
  • Cuando en el inicio de la cacería colectiva se determine que ésta no pueda desarrollarse por alguna de las circunstancias contempladas en los artículos 39.6, 43.3 ó 43.4 de la Ley 4/1996, de 12 de julio, de Caza de Castilla y León, podrá celebrarse en la mancha alternativa reflejada en la solicitud o comunicación, por decisión de los agentes de la autoridad presentes o, en su ausencia, mediante aviso telefónico a la oficina comarcal de medio ambiente y puesto de la Guardia Civil correspondientes.
  • Excepcionalmente, con independencia de lo estipulado en las resoluciones de aprobación de los planes cinegéticos, y al objeto de disminuir las densidades, durante la presente temporada, se podrán celebrar 2 monterías o 6 ganchos/batidas por cada 500 hectáreas de terreno acotado apto para caza mayor y fracción del mismo, siempre que esta fracción sea superior a 250 hectáreas, así como un gancho por fracción, si su superficie resultara comprendida e

 

 

2017-06-29T13:09:08+00:00 29 junio, 2017|Actualidad cinegética|

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies