Recomendaciones de la Federación de Caza de Castilla y León en la lucha contra la plaga de topillo.

//Recomendaciones de la Federación de Caza de Castilla y León en la lucha contra la plaga de topillo.

Tras la declaración oficial de la existencia de plaga de topillo campesino en el territorio de la Comunidad de Castilla y León.

El pasado 5 de diciembre se publicó el Acuerdo 78/2016, de 1 de diciembre, de la Junta de Castilla y León, por el que se determinan actuaciones fitosanitarias de lucha contra el desarrollo de las poblaciones de topillo campesino (Microtus arvalis) en Castilla y León.

Las medidas fitosanitarias aprobadas para la lucha contra esta plaga, desde el 15 de diciembre hasta el 14 de marzo, por la Junta de Castilla y León consisten en dos actuaciones para las que pueden solicitar autorización los agricultores de las comarcas afectadas:

1) Sobre la aplicación localizada y selectiva con producto rodenticida, formulado con bromadiolona e introducido en hura.

– Recomendaciones de la FCCyL:

1.1. Que la bromadiolona se aplique en bloque de parafina dentro de la hura; que se bloqueé la salida de la hura con un trozo de madera (pequeño tronco).

1.2. Que los agentes de protección de la naturaleza colaboren activamente con los agricultores en la aplicación de los cebos de bromadiolona, para enseñar su correcta aplicación y vigilar que el producto en ningún caso queda fuera de las huras.

2) Sobre la quema de cubierta vegetal en vías de dispersión, para la prevención y control de la plaga de topillo campesino, localizada (no indiscriminada), solo de vegetación herbácea (no arbustos y árboles), no en cauces fluviales, únicamente sobre cunetas, linderos y desagües de zonas afectadas por topillo y de forma discontinua. Siempre debe quedar un 20% de la superficie sin tratar como hábitat de la fauna silvestre.

– Recomendaciones de la FCCyL:

2.1. Que el fuego se aplique de forma localizada sobre las zonas afectadas en condiciones de humedad y sin viento, a modo de parches localizados.

1.2. Que los agentes de Protección de la Naturaleza colaboren activamente con los agricultores en la aplicación del fuego, para enseñar su correcta aplicación y en vigilancia de que el fuego en ningún caso se extiende fuera de las zonas objetivo.

La Federación de Caza, como ya ha manifestado en anteriores ocasiones, se opone por principios a la aplicación de estos métodos de control de plagas que crean situaciones de riesgo para la fauna silvestre. La solución a las plagas debe venir siempre desde la prevención, con actuaciones ecológicas y menos agresivas, evitando la adopción de este tipo de medidas de último recurso.

No obstante, una vez producido el problema, en aras a la colaboración de todos para evitar graves perjuicios a los cultivos y a fomentar el entendimiento entre agricultura y caza, comprendemos que sea obligado adoptar este tipo de soluciones como mal menor.

2017-06-25T17:03:01+00:00 30 diciembre, 2016|Noticias|

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies