Recomendaciones para la media veda

/, Noticias/Recomendaciones para la media veda

Los últimos avatares legislativo/judiciales que han acontecido en torno a la caza en Castilla y León han creado confusión entre los cazadores de nuestra tierra, por lo que hay que decir primero que nada ha cambiado en torno a la práctica deportiva de la caza para esta temporada.

El próximo jueves día 15 de agosto, como ya viene siendo tradicional, comienza el período hábil de media veda y se alarga hasta el 15 de septiembre, siendo hábiles para todas las provincias los martes, jueves, sábados, domingos y festivos nacionales y autonómicos de ese tramo del calendario.

El 15 se abre la codorniz, la urraca, la corneja, el conejo y el zorro y a partir del 25 de agosto la tórtola común, la paloma torcaz y la paloma bravía.

Los días hábiles de caza en Castilla y León, tanto para esta media veda como para la temporada general, vienen ahora fijados directamente en la Ley 4/96 de Caza modificada por la Ley 9/19 de este pasado 28 de marzo.

Ha desaparecido la antigua Orden Anual de Caza y la regulación viene directamente de la Ley y, en su momento, si se publica, por lo que determine el Plan General de Caza para los próximos cinco años. Todo esto en tanto se promulgue la nueva Ley de Caza que ha anunciado el ejecutivo para el próximo año.

Casi con seguridad, en las próximas fechas se dictará una resolución por la Dirección General del Medio Natural fijando los cupos para determinadas especies que serán los mismos que ya se contemplaban el pasado año. Para esta media veda 25 codornices cazador/día y 4 tórtolas cazador/día.

Desde la Federación queremos volver a hacer hincapié sobre las necesarias recomendaciones para afrontar con éxito y sin sobresaltos estas jornadas de caza. Para ello lo primero es conocer el estado del campo para adecuar la práctica cinegética a las circunstancias de las especies, que es difícil de generalizar en una región con tan diversas zonas geográficas.

La entrada de codorniz ha sido bastante buena pero la sequía y la mala cosecha unida a las prácticas agrícolas que en general no favorecen a la fauna por la recolección en verde y por la cosecha y recogida inmediata de la paja en el cereal, han dejado sin opciones de refugio a la avifauna. Esta circunstancia se da fundamentalmente en la zona sur de la comunidad.

Dependiendo pues de las zonas geográficas se espera una respuesta en capturas acorde a lo que normalmente ocurre en año seco, con un nivel aceptable o bueno en la zona norte de la comunidad y muy escaso en la sur.

Sería bueno aprovechar algunas jornadas para controlar las poblaciones de córvidos, que no se ha podido hacer esta primavera y la de conejos para evitar daños a la agricultura.

Con respecto a las palomas torcaces y bravías, sus poblaciones gozan de excelentes densidades. Hay que tener especial cuidado con la tórtola, que tiene más justas sus poblaciones como consecuencia de los cambios agrícolas que han reducido sensiblemente el cereal y el uso de fitosanitarios.

Las recomendaciones son las que hacemos siempre con el calor y encaminadas fundamentalmente para proteger a nuestros perros, dosificando su esfuerzo, facilitándoles agua y dejando los remolques en zonas sombrías y ventiladas. Evitar molestar a las polladas de perdiz controlando a los perros.

La responsabilidad que tenemos los cazadores en nuestra actividad comienza y acaba por cumplir en todo momento las normas legales y éticas del buen cazador. La prudencia nunca es excesiva para evitar accidentes en el manejo de armas. Buena temporada.

FEDERACIÓN DE CAZA DE CASTILLA Y LEÓN

 

 

2019-08-09T13:43:50+01:00 9 agosto, 2019|Actualidad Federativa, Noticias|

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies