Suárez-Quiñones afirma que algunos ecologistas «embarran» debate de oso pardo

//Suárez-Quiñones afirma que algunos ecologistas «embarran» debate de oso pardo

lavanguardia.com/Palencia, 11 dic (EFE).

El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, ha criticado que algunas asociaciones ecologistas estén usando la muerte de una osa abatida por un cazador en Palencia para «embarrar» el debate cuando Castilla y León garantiza la protección de los osos.

Durante una rueda de prensa ofrecida este viernes en la Diputación de Palencia, Suárez-Quiñones ha recordado que la Junta de Castilla y León ya ha puesto el caso de la osa abatida de un disparo por un cazador en Ventanilla, en la Montaña Palentina, el pasado 29 de noviembre en «manos» de la Fiscalía.

Precisamente este viernes Ecologistas en Acción Palencia ha anunciado en un comunicado que se ha dirigido a la Fiscalía para que investigue la responsabilidad de las administraciones que dirigen la gestión cinegética y de medio ambiente en el Parque Natural de la Montaña Palentina, que, según esta entidad, tiene «el récord mundial de osos muertos por causas humanas».

El consejero ha cuestionado el «oportunismo demagógico» de determinadas entidades conservacionistas que, en su opinión, «solo buscan polémica y embarrar el debate» y ha asegurado que esto no va a distraer a su Consejería del camino «recto y claro» para seguir en materia de gestión cinegética y medioambiental.

Ha defendido que las batidas de jabalíes son «imprescindibles» en el medio rural para gestionar la sobrepoblación de estos animales que pone en riesgo la salud de las personas, los cultivos y a otras especies más vulnerable.

Suárez-Quiñones ha afirmado que la Junta de Castilla y León seguirá controlando la superpoblación de algunas especies a través de la caza regulada y siguiendo unos «estrictos protocolos» en las zonas oseras.

En este sentido ha abundado en la idea de que Castilla y León tiene «un sistema garantista» con la protección del oso, acordado de forma coordinada con Asturias y Cantabria y con fundaciones como la Fundación Oso Pardo, para que esta especie tenga una protección especial y un estado de conservación favorable.

Ha asegurado que la Junta de Castilla y León seguirá «en este camino» y cumpliendo estrictamente los protocolos al margen de «un comportamiento individual», en referencia al cazador que supuestamente abatió a la osa, y cuya responsabilidad está en manos de la Justicia.

Finalmente ha afirmado que «parece mentira que los conservacionistas no defiendan el conservacionismo de todas las especies» y muestren unos intereses «poco claros».

lavanguardia.com

2020-12-11T23:37:28+02:00 11 diciembre, 2020|Actualidad cinegética|