Una escopeta en el punto de mira de los galgueros

//Una escopeta en el punto de mira de los galgueros

diariodevalladolid.es/ L. DE LA FUENTE NAVA DEL REY

Foto-  E. M.

Gregorio Sandonís, quien encontró la liebre con mixomatosis, no entiende por qué la Federación de Galgos dice que ha sido un «sabotaje»

El cazador que encontró el pasado día 6 de noviembre la primera liebre que dio positivo por mixomatosis en el término municipal de Nava del Rey, donde a partir del día 11 se va a disputar el campeonato de España de galgos en campo, mostró este jueves su indignación contra la Federación Española de Galgos a la que acusaba de «haberme puesto a los pies de los caballos en mi pueblo y ponerme en contra de mis vecinos por haber hallado este animal que desgraciadamente, y a pesar de que en un primer momento nos engañaron -según manifestó a EL MUNDO DE CASTILLA Y LEÓN-, finalmente dio positivo por mixomatosis», tal y como desveló en exclusiva este diario en su momento.

Gregorio Sandonís, que desde el primer momento prefirió permanecer en el anonimato, es quien encontró el primer ejemplar de liebre enferma en esta localidad, mientras estaba realizando un paseo matinal con sus perros en la zona conocida como el camino de Atarrubios.

Gregorio Sandonís, que actualmente no es socio del coto de Nava del Rey, cumplió estrictamente con el protocolo que en su día había dictaminado la Real Federación Española de Caza, no la de galgos, que ni siquiera había establecido protocolo alguno, según señala Sandonis, ya que él es cazador de escopeta y se ciñó a la premisa marcada por la RFEC.

«Tras encontrar la liebre enferma yo di parte al Director de la Escuela de Caza de Castilla y León, Claudio Sánchez, que a su vez dio parte a los servicios medioambientales de la Junta de Castilla y León. A mi casa la consejería de Medio Ambiente envió un agente medio ambiental, de nombre Carlos, que fue quien se llevó la liebre para una posterior necropsia. Al día siguiente el agente me llamó diciéndome que la liebre era más que probable que había fallecido debido a un golpe, y nosotros nos lo creímos, sin embargo, pocos días más tarde me encontré con la noticia publicada en EL MUNDO DE CASTILLA Y LEÓN donde la propia consejería de Medio Ambiente confirmaba este positivo por mixomatosis en la liebre de mí pueblo que yo encontré». señala muy emocionado y con lágrimas en los ojos este cazador que en su día fue presidente del coto de caza Hermano Antonio de Nava del Rey, además de organizador en el mismo año de un campeonato regional de galgos en campo y del campeonato de España de galgos del año 1999.

«No acierto a comprender cómo la Federación Española de Galgos, después de que haya aparecido otro ejemplar en nuestro pueblo con toda probabilidad también de estar afectado por la mixomatosis, trata de señalar en una nota de prensa que ha habido un sabotaje y que «alguien ha puesto» las liebres en Nava del Rey, mientras da la sensación de que centran sus sospechas sobre mí, cuando habrá pocos aficionados en España que amen más la caza que yo, siendo esta una actitud propia de un sedicioso», señalaba a este medio Gregorio Sandonís, mientras reposa en la cama de un hospital tras sufrir un accidente doméstico hace más de un mes.

Gregorio Sandonis va más allá y señala que, «han sido innumerables las ocasiones que he tratado de ponerme en contacto con el presidente de la Federación Española de Galgos sin ningún resultado. No atiende a mis llamadas telefónicas» y añade que «quiero que sepa él, y todos los galgueros de Nava del Rey, o de España entera, que desde que apareció esa liebre enferma por mixomatosis han sido innumerables las horas de vigilancia y control que he estado realizando en el coto por la zona de la Cuesta de los Picos donde se va a disputar el Campeonato de España». El cazador afirma que «toda esta labor de vigilancia ha sido a mi costa, sin que por ello yo haya pedido ni un céntimo por realizar una gestión que entiendo que le hubiera correspondido a la propia Federación Española de Galgos». «En este tiempo he llegado a encontrar dos esqueletos de liebre de los que era prácticamente imposible saber el origen de sus muertes y por eso, como manda el protocolo, los he incinerado en mi casa» asegura Gregorio y añade que «si alguien está dispuesto a hacer esas pruebas de ADN con las que amenaza la Federación Española de Galgos para saber el origen de las dos liebres encontradas en nuestro coto, posiblemente aún guarde algún hueso de estas incineraciones, en vez de andar buscando fantasmas donde no los hay». Finaliza Gregorio diciendo que «poco me gustaría más que la Federación Española de Galgos hubiera acertado en sus previsiones y que alguien hubiera colocado las liebres enfermas en Nava del Rey, como señalan en su nota, en vez de que por desgracia el virus de la mixomatosis se haya asentado entre nuestras liebres como ha sucedido desde el pasado verano en siete comunidades españolas, incluida la de Castilla y León, como oficialmente está reconocida»

diariodevalladolid.es

2019-01-05T17:55:27+02:00 5 enero, 2019|Actualidad cinegética|

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies