Una pareja de jabalíes se adentra en el casco urbano de Madrid en busca de comida

//Una pareja de jabalíes se adentra en el casco urbano de Madrid en busca de comida

lavanguardia.com/ REDACCIÓNMADRID

Foto- (@MSMigallon – @MSMigallon)

Una vecina de Las Tablas inmortalizó una secuencia también registrada en Torrelodones.

La prolongación de Madrid por el norte, ganando terreno a antiguas zonas forestales, y la lenta ocupación de las 40.000 viviendas proyectadas han conjugado el cóctel perfecto para situar los límites del barrio de Las Tablas en un terreno abonado a la aparición de jabalíes tal y como ocurrió ayer en un vídeo rápidamente viralizado.

La secuencia, publicada en twitter por una vecina del barrio, muestra a dos ejemplares de este mamífero paseándose con total tranquilidad por una de sus calles cercanas a La Vela, el icónico edificio de oficinas del BBVA. La propia María Schez-Migallón acompaña la grabación con un “Qué tal el día? Bien, normal, al salir del trabajo me encontré con dos jabalíes en Las Tablas”.

No es la primera vez que esto ocurre en Madrid. Hace unos meses,un grupo de diez jabalíes provocó un accidente en la M-50 a la altura del municipio madrileño de Las Rozas. Dos años antes, la Consejería de Medio Ambiente de la Comunidad calificó la presencia de jabalíes en el municipio de Torrelodones de “plaga” y optó por sacrificarlos.

María Schez-Migallón@MSMigallon

-Qué tal el día?
-Bien, normal, al salir del trabajo me encontré dos jabalíes en Las Tablas
-Venga va, ahora en serio …

Embedded video

Según las mismas fuentes, el jabalí se aleja del monte y se acerca cada vez más a los núcleos de población, y eso conlleva la posibilidad de que transiten por carreteras. La situación lleva coleando desde 2015, cuando incluso se permitió temporalmente su caza con arco, aunque se ha descontrolado en los últimos años.

La expansión del jabalí en la península plantea el reto de establecer qué nivel de población de estos animales es aceptable para asegurar que coexista en su entorno sin suponer un riesgo para la siniestralidad vial, los cultivos o la llegada de la Peste Porcina Africana (PPA).

Para evitar su expansión, en Madrid se dan permisos para cacerías y batidas en cotos de caza mayor, así como autorizaciones excepcionales para controlar daños en la agricultura y prevenir accidentes de tráfico.

La propia Real Federación Española de Caza (RFEC) ha elaborado, a instancia del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, un proyecto formativo de cazadores o tiradores profesionales con el fin de crear un cuerpo de elite de control del jabalí, exclusivamente si apareciese en España alguna patología de “altísima relevancia”, como la PPA.

La situación lleva coleando desde 2015, cuando incluso se permitió temporalmente su caza con arco, aunque se ha descontrolado en los últimos años

lavanguardia.com

2020-01-16T10:57:05+01:00 16 enero, 2020|Actualidad cinegética|

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies