«Cada vez son más las mujeres jóvenes que solicitan licencia para poseer armas»

//«Cada vez son más las mujeres jóvenes que solicitan licencia para poseer armas»

tribunasalamanca.com/ TAMARA NAVARRO | @TNAVARROIG

La Comandancia de la Guardia Civil en Salamanca alberga una exposición de armas hasta el próximo 14 de febrero. El teniente Enrique Miguel Vicente, asegura, que cada vez hay más mujeres con licencia. 

Las subastas de armas de la Guardia Civil son un mercado tradicional para los compradores de segundas, terceras o cuartas armas, pero, en tiempos de crisis, son una opción más que interesante incluso para los que quieren su primera arma.

 

Esta semana, Salamanca acoge una exposición de 402 lotes de armas compuestos por 329 escopetas, 17 carabinas, 39 pistolas, 14 rifles y un arma de aire comprimido, que permanecerán expuestos en la misma sede de la Comandancia de la Guardia Civil en Salamanca hasta el 14 de febrero entre las 9.00 y las 13.00 horas.

El reloj marca las diez y nos adentramos en la sala donde se encuentran los agentes. Alrededor, hasta cuatro mesas que sujetan estos preciados ‘instrumentos’ que van a ser ‘ojeados’ por aficionados, cazadores, profesionales y coleccionistas.

 

 

José, acaba de obtener su licencia para tirar al plato. «No están las cosas para armas nuevas, con lo cual a ver si empiezo con ésta», nos dice. Ha encontrado una escopeta valorada en 90 euros. Él ofrece 100. Margen genoroso porque según nos dicen los iniciados, en general, el incremento entre el precio de salida y el adjudicado como mucho crece un 10%.

 

«El único requisito para acceder a pistolas, escopetas y rifles es tener una licencia en vigor», asegura el teniente Enrique Miguel Vicente. «Esto supone que acreditas un conocimiento teórico de lo que tienes entre manos, de que tus aptitudes psicotécnicas son normales, y que no has cometido ningún delito».

 

«Entre cazadores, tiradores, policías, aficionados, hay varios miles de licencias. Todos estos sectores están representados en mayor o menor medida en la subasta. Armas cortas, las buscan policias, militares y personal de seguridad, normalmente. Escopetas y rifles, cazadores y armeros», dice.

 

Las armas

En total, se subastan 402 lotes de armas compuestos por 329 escopetas, 17 carabinas, 39 pistolas, 14 rifles y un arma de aire comprimido. Las hay desde 25 euros hasta los 5.000«No son precios de mercado, evidentemente».

 

Las cifras las proponen sus dueños. En general, personas que han perdido su licencia por desistir en su afición, por descuido, por fallecimiento o porque ya no las quieren. «En ningún caso son armas relacionadas con acitividades delictivas». Ésas, una vez que han pasado su periplo judicial, acaban en chatarra.

 

El mismo destino tendrán muchas, «la gran mayoría», de las que este lunes se han empezado a subastar. «Antes siempre, su propietario ha tenido oportunidad para recuperar su licencia y, por ese camino, recuperar su arma. Hasta llegar a esta exposición, pistolas, rifles, escopetas, etcétera han pasado al menos un año en depósito, custodiadas por la Guardia Civil».

 

Parodójicamente, el Instituto Armado actúa como intermediario entre particulares, entre comprador y vendedor privado. La Guardia Civil las ha recibido en depósito y ahora las subasta, para que ese propietario reciba el precio que estima, con algún plus incluso. Eso depende de la puja. El erario no recibe nada por transacción ni por lo gastos de gestión.

 

Un chollo en alguna ocasión. Sin embargo, por el ambiente que emanaba este lunes en la sala, en esta subasta no había muchas gangas. «Hay poca calidad. No se puede aprovechar mucho», nos dice Mario, un veterano cazador.

 

La mujer

Según en teniente Enrique Miguel cada vez son más las féminas que se presentan a los examenes para obtener licencia de armas. «El porcentaje de mujeres ha aumentando en los últimos años, de todos aquellos que se examinan en torno a un 20% son mujeres de edad joven». 

 

 

La subasta

La subasta es por «pliego cerrado». Por tanto, nadie sabe cuánto ofrecen los demás, ni siquiera si ese arma tiene un pujador. Cuando se deciden, rellenan un impreso con su puja, le adjuntan una fotocopia de su DNI y su licencia, y lo acompañan de un comprobante en el que se refleja que, en concepto de fianza, han ingresado en un banco un 25% del valor de salida del arma a favor de Hacienda.

 

Si el próximo lunes se le adjudica el arma y se echa atrás, esa fianza la ingresa el Estado. Es un mecanismo, entre otras cosas, para que los candidatos no pujen a diestro y siniestro.

 

tribunasalamanca.com

2020-02-12T12:17:19+01:00 12 febrero, 2020|Actualidad cinegética|

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies