Caza científica y ciencia ciudadana

//Caza científica y ciencia ciudadana

La expresión “caza con fines científicos” apareció por primera vez en la Ley de Caza de España 1/1970, con un significado que pone un fin y apellido notable a la actividad de la caza y que luego fue traspuesta a todas las leyes autonómicas. Esto ha supuesto un orgullo para los cazadores, pues casi todos los proyectos que han requerido datos biométricos, analíticos o cinegéticos obtenidos por nosotros durante la caza, se pueden denominar como caza científica, siempre que aporten datos básicos para algún estudio, y esto es independiente de que la explotación de datos se haga tras capturar en vivo, tras abatir a la especie, o con ambos métodos como se hizo con algunos proyectos conocidos “Mapa genético y sanitario de la perdiz roja”, “Gestión de la Becada” o “Anillamiento de la codorniz”, entre otros, y se aportaron datos de esas especies por los cazadores tanto de las cazadas vivas, como de las muertas.

Ahora iniciamos los proyectos “Coturnix” y “Zorzales” (Federaciones, Mutuasport, Artemisan) en el que la fuente de datos es “la caza de la codorniz”, tanto viva como muerta. Y aparece en las presentaciones un nuevo nombre: “ciencia ciudadana”, que es una expresión que maneja el CSIC desde hace unos años para definir la colaboración general de la ciudadanía con la ciencia, que en nuestro caso es más acorde como ‘caza científica’ o  ‘ciencia y caza’. Pero en ‘ciencia ciudadana’ ya no aparece la palabra concreta de “caza” a pesar de que el proyecto requiere la aportación de datos desde la caza a la ciencia. En ese proyecto solo pueden aportar ‘todos los datos’ exclusivamente los ciudadanos cazadores, nunca los de otro gremio. No debemos dar la impresión de que alguien está interesado en ocultar la palabra caza. La Caza Científica es sin duda Ciencia Ciudadana; pero no toda la ciencia ciudadana es caza científica.

Es bueno que aparezca para estos estudios la expresión de caza científica, para que los cazadores se sientan más identificados con el proyecto en el que colaboran y sepan otros cazadores, a la vez, que si solo cazan y no aportan datos, la actividad no tiene para ellos ese apellido tan noble, específico y gratificante.

Lo único que planteo es un punto de vista que me parece importante: no perder la palabra caza en nuestros mensajes y menos en proyectos y estudios que promovemos los cazadores. Ya tenemos a mucha gente interesada en que la caza desaparezca como actividad y más aún, en que no podamos presumir que nuestra actividad pueda maridar perfectamente con la ciencia, como ocurre ahora.

Este es un punto de vista sobre una expresión “Ciencia Ciudadana” totalmente correcta y bienvenida desde hace diez o doce años, pero que en nuestros relatos requiere algún matiz, porque la sociedad y la caza actuales ya no son como las de hace cuarenta años, cuando no había que camuflar a la actividad y palabra: caza.

 

José Luis Garrido

Pte honorífico de la Federacion de Caza de CyL

Dtor honorifico de la Escuela Española de Caza.-

Ex director de FEDENCA

  

La caza científica para conocer mejor a las especies

https://www.club-caza.com/articulos/articulosver.asp?na=1129

2020-10-20T11:07:42+01:00 20 octubre, 2020|Artículos técnicos|