Les Franqueses pasa a considerar a los cazadores locales como «un servicio a la ciudadanía» por su actividad para controlar la población de jabalíes

//Les Franqueses pasa a considerar a los cazadores locales como «un servicio a la ciudadanía» por su actividad para controlar la población de jabalíes

revistadelvalles.es

El Ayuntamiento de Les Franqueses ha decidido formalizar la relación con la Sociedad de Cazadores de les Franquesas para garantizar el control de los jabalíes en el municipio y ha firmado un convenio con esta entidad. Con este convenio, la actividad cinegética de la asociación pasa de ser considerada lúdica o deportiva a ser considerada como un servicio a la ciudadanía.

Desde este mes de noviembre, la Sociedad de Cazadores es la responsable del control de los jabalíes y de atender a los avisos que se deriven de las incursiones de este animal. Por tanto, debe organizar redadas o esperas nocturnas cuando sea necesario, en coordinación con el Ayuntamiento y los agentes rurales. Por su parte, el Ayuntamiento, hace una aportación económica a la entidad cinegética de 1.500 euros para la adquisición de chalecos para los perros, de comunicadores GPS, para gastos veterinarios derivados de incidentes durante las redadas, para gastos de seguros y para actividades formativas o divulgativas.

La firma de este convenio entre el Ayuntamiento y la Sociedad de Cazadores tiene su origen en las sesiones del Consejo de la Pagesia, uno de los sectores más afectados por los destrozos que provocan los jabalíes.

Según ha indicado el Ayuntamiento de Les Franqueses, el incremento de la población de jabalí en el municipio debido a la falta de depredadores naturales; de la disminución de la cacería y, el aumento de la fertilidad por el cruce en los últimos años de los especímenes autóctonos con el cerdo vietnamita ha provocado que en los últimos años se incrementen los avisos y las denuncias por las incursiones de éstos animales en campos de cultivo, en jardines, en carreteras, provocando accidentes, e incluso de ataques a personas.

Además, el confinamiento por Covid-19 también ha ayudado al jabalí a ocupar espacios muy cercanos a los núcleos urbanos y, por tanto, que se produzcan más incidentes en las zonas urbanas y periurbanas.

 

revistadelvalles.es

2022-11-24T10:11:02+01:00 24 noviembre, 2022|Actualidad cinegética|